Reparaciones en el deporte, reparación de pala de pádel

Como suele ocurrir con ciertas modas, volvemos a escuchar palabras que hace años no escuchábamos, tendencias en todos los ámbitos, y como no podía ser de otra forma, el deporte se convierte en abanderado, vuelven los ciclos, más allá de lo estrictamente deportivo, más allá del dicho “ la felicidad y suerte van por barrios”, hablamos de ciclo en modas, de ciclo en diversión, práctica y seguimiento, además de su influencia social y sobretodo en la juventud; existiendo ahora un vocablo que agrupa todos estos términos, dicho vocablo es vintage.

El formato vintage aparece fuertemente asociado a las marcas de vestir, es una vuelta a tiempos pasados, utilizando en la mente del consumidor un toque evocador a buenos momentos de su infancia o juventud, trasladándose ésta a estos tiempos con programas de televisión que ofrecen eventos deportivos de la historia, grandes hazañas y momentos únicos, los cuales, difícilmente volverán a ocurrir. Además de ello, las grandes marcas ofrecen equipaciones vintage, modelos de los años 80 y 90, de equipos históricos, recordados como leyendas, siendo una vez más, el fútbol y baloncesto los deportes reyes a nivel mundial.

Otro aspecto a tener en cuenta, esta vez influenciada por la crisis y no por las grandes marcas deportivas, es la de las reparaciones, tras una época en que todo era nuevo, volvemos a tener reparaciones de calzado, pelotas y de otro tipo de materiales como es el caso de la reparación de pala de pádel. En este caso, nos vuelven a la imagen, grandes costuras de nuestra infancia, balones de cuero y vuelve a emerger la figura del zapatero como artesano.

QASW22.jpg

En el caso de la reparación de pala de pádel, existe otro factor que nos lleva a la reparación antes que al “usar y tirar”, se trata de las mejoras de los elementos tanto a nivel práctico como estético, por ejemplo, podemos tener una pala con fibra de carbono, simplemente con el cambio y tratamiento de planchas, sin necesidad de cambiar de pala, si a esta reparación, unimos el cambio de mango, gozaremos de una pala completamente nueva.

Hemos vuelto a la época de la reparación, una época en la que nuestros padres cosían balones y nuestras madres zurcían calcetines.