Rebajamiento del nivel freático en elecciones

Una vez salvado el primer escollo electoral, el celebrado el pasado 22 de marzo en Andalucía, es turno para los comicios municipales, una nueva reivindicación para los partidos, que se juegan mucho más que el papel en los pueblos de nuestro país, se juegan ganar partido a partido, batalla a batalla la gran guerra que se plantea en este 2015 por los tronos de cada territorio; y es que, en este año son varias las ocasiones en las que los españoles nos dirigiremos hacia las urnas, siendo además de ello una época en la que el bipartidismo toca fondo y llega a su fin.

Tomando como referencia las próximas elecciones, los comicios municipales, vamos a destacar un par de peculiaridades sobre éstas, en cuanto al sistema de campañas actuales, que obvia y claramente se diferencia de los partidos gobernantes ante los partidos opositores. Además, repasaremos brevemente qué implicación tienen dichas elecciones en el panorama nacional.

rebajamiento nivel freático elecciones

En primer lugar, por orden de votaciones, debemos remarcar que son los partidos gobernantes, salvo catastrófica gestión, los que llegan con cierta ventaja a los comicios. No debemos olvidar que dejan un legado sobre su anterior legislatura y que para finalizar presupuestos y como una campaña indirecta, comienzan los arreglos de calles, rebajamiento del nivel freático para construcciones varias, acercamiento al pueblo, y satisfacción de ciertas necesidades, muchas de ellas, con el rápido recuerdo para las urnas, siendo conocido que la política tiene poca memoria.

Con ello, no queremos remarcar que este tipo de actuaciones sean exclusivas en un mandato y tampoco que sea una regla general, sino, que se trata de una opción de campaña más, bastante recurrente.

Por su parte, la oposición toma dos posturas, o bien se basa en el tú más y el ataque directo, o bien, analiza en profundidad, con conocimiento y causa, para la elaboración de propuestas de mejora, siendo esta última, la vertiente más deseada por el electorado.

A nivel nacional, los resultados municipales tendrán varias lecturas en función de éstos, pero lo que está claro es que el pueblo habla y decide, aunque solo a sus representantes.

Dichas elecciones municipales actuarán como rebajamiento del nivel freático para los partidos, dejando una zona sobre la que construir, siendo en algunos casos fácil y nuevamente inundable y en otros de ellos, construcciones fuertes de futuro.