Perforación para geotermia y vino

Dicen de España que es conocido por su sol y por su playa, ese turismo que tanto eleva nuestro Producto Interior Bruto, pero más allá de esto, el resto del mundo conoce a nuestro país como un gran productor de alimentos, ese sol y playa, ayuda de manera sobrenatural al crecimiento de frutas y hortalizas, verduras que acompañan a enormes carnes como el jamón, los mejores productos del mar y como no, un excelente vino que riega nuestras mesas.

El vino en este país mediterráneo es más que un producto, es una seña de identidad, es una cultura, es una forma de vivir, de ser, es tradición, pero también es investigación, desarrollo e innovación, es una nueva forma de producir, de consumir, de sentir.

Ejemplo de investigación y desarrollo del proceso de vinitificación en nuestro país, que se convierte en innovación es la creación de vino con perforación para geotermia, es decir, el calor almacenado en el subsuelo se convierte en protagonista y referente en el proceso de creación de vinos.

perforacion para geotermia y vino

Esta investigación que ya está dando sus frutos se encuentra en La Rioja, concretamente la bodega Marqués de Terán ha sido pionera en este tipo de procesos que apuestan por la energía renovable, dentro de la filosofía de devolver a la Tierra que les da sus frutos.

La perforación para geotermia ofrece al proceso de vinitificación la posibilidad de mantener una temperatura durante todo el año en bodegas y para el vino, la geotermia y calor del suelo mantienen constantes que permiten un mayor y mejor control de temperatura por lo que en la fabricación existe una mayor previsibilidad de los resultados.

Este mantenimiento constante que ofrece la perforación para geotermia durante todo el año, permite que en épocas de calor en los que la tierra recibe hasta 40 grados centígrados, nos ofrece una bajada de temperatura, mientras que por el contrario, en invierno, cuando llegan temperaturas incluso negativas, podemos disfrutar de un ligero aumento de las mismas.