Fachada ventilada para empresas

No cabe duda alguna de que el principal elemento identificador de un edificio emblemático es la fachada y cada extra decorativo o estructura fuera de lo común, es la primera impresión de un sitio en muchas casos desconocido y que en muchos otros, significa la puerta de entrada o un muro infranqueable. Siendo el ejemplo más característico de nuestro país, la fachada del congreso de los diputados, con sus dos leones característicos y reconocibles en todo momento. Formando parte esencial de la identidad de lo que dentro se cuece, es por ello que la fachada ventilada se incorpora cada vez más en las fachadas de grandes corporaciones.

Dice el refrán, una imagen vale más que mil palabras, pues así es, tenemos que tener en cuenta, que en España el marketing integral gana cada vez más adeptos, siendo ya una partida indispensable en todo presupuesto anual y no solo ello, además en constante aumento, quedando para el olvido, aquella frase ruinosa “si sobra algo, hacemos publicidad”.

fachada ventilada para empresas

Dentro de este tipo de marketing integrado entre los que destaca la publicidad, no podemos olvidar la imagen corporativa, existiendo una clara concepción hacia la repercusión tanto en clientes como en los que aún lo son, además de una repercusión positiva para la sociedad. En este campo, la responsabilidad social corporativa juega un papel fundamental, pero también aspectos materiales, como es el caso de la ya mencionada fachada ventilada.

Cuando una corporación se decide a colocar fachada ventilada, busca un aspecto moderno, actual y en sintonía con sus colores corporativos y su propia identidad, decorando así un espacio de trabajo creando una cultura de marca que desde el exterior debe ser integrada en los procesos y propia actividad de la empresa en cuestión.

Con fachada ventilada y diferentes acciones de marketing, debemos comprender que no solamente se está buscando llamar la atención para la compra o venta directa, sino un reconocimiento y posicionamiento de marca en un mercado cada vez más competitivo y globalizado, así como crear una identidad propia también para empleados que se sumergen en la cultura empresarial.