Divorcios por medio de la mediación

Hace 50 años, los matrimonios encontraban menos problemas a la hora de la convivencia y de llevar adelante su relación, quizás por la sumisión de la mujer o el miedo a la sociedad; pero la cuestión, es que esta situación ha dado un gran vuelco, de forma que ahora, los divorcios son algo habitual, al menos 1 de cada 3 matrimonios acaba divorciándose, de los cuales, cada vez más acuden a la mediación para lograr un acuerdo en el que las dos partes vean sus deseos reflejados.

Divorciarse siempre ha sido un paso doloroso, difícil y muy costoso, por eso, se implantó la ley en 2005 que abolió la obligación de pasar por un proceso de separación previo al divorcio, creándose además la figura de la mediación familiar con el objetivo de ayudar a solventar el divorcio de la forma menos conflictiva.

Las comunidades autónomas han ido desarrollando cada una individualmente con más precisión la figura de la mediación, aunque sus objetivos básicos son los mismos para todas, empezando por disminuir los daños emocionales y económicos, protegiendo los intereses de los menores que puedan estar implicados y con la intención de que el matrimonio dialogue y se comunique de forma pacífica.

La pareja que va a divorciarse acude voluntariamente a la mediación para establecer de mutuo acuerdo los términos de su divorcio con la ayuda de un mediador evitando la necesidad de un juicio donde sería un juez quien decidiría las condiciones del divorcio. Además, la mediación puede ser homologada y aprobada por un juez, de forma que tendrá la misma validez que si fuera el mismo quien dictaminó la sentencia.

NWK Caption:  -- IPTC Caption:

En la mediación todo son ventajas:

  • Cada parte ve reflejada su voluntad, favoreciendo el cumplimiento de los acuerdos.

  • El tiempo en el que se alcanza dicho acuerdo por lo general es breve, con una duración de unos 3 meses, pudiéndose ampliar hasta los 6 si fuera necesario.

  • Ahorro en la contratación de un abogado y un procurador para cada cónyuge, con la facilidad de que en la mediación solo es necesario un único abogado.

  • Muchas de las comunidades, sobre todo la andaluza, élite de este nuevo método para hacer más fáciles los divorcios, estudian la gratuidad de la mediación.