Asesoría frente a elecciones

Nos encontramos en tiempos electorales, como ya hemos comentado en otro momento, cercano a las elecciones al parlamento andaluz, dentro de este año, los españoles repetirán en varias ocasiones su visita a los comicios y los tiempos electorales llegan llenos de buenas intenciones y palmaditas en la espalda a asesoría, auditores, empresas y ciudadanos por parte de las administraciones públicas, siendo por tanto, una época de relativa paz y sobretodo, de promesas, muchas promesas.

Estas promesas y cuestiones que hemos denominado de paz entre entes públicos con empresas y ciudadanos llegan en modo de representaciones públicas y muchas de ellas, en forma de nueva legislación, es decir, a muchas promesas electorales, el gobierno de turno las llama “Real Decreto”. Esta forma tan usual por nuestros partidos de hacer campaña instaura un sistema y una nueva metodología para cualquier asesoría que deben estar siempre alerta para los cambios oportunos, ya que incluso los más leves, suelen ser específicos y tener letras pequeñas, por lo que no podemos bajar los brazos.

asesoría frente a elecciones

Un claro ejemplo de este tipo de campañas son las reformas fiscales en cuanto al Impuesto de Retenciones para Personas Físicas, IRPF, impuesto que se ve modificado cada año que existen elecciones y que constantemente tiene al ciudadano en duda, solucionando la nueva situación tanto asesoría fiscal, como asesores laborales y administrativos en general.

Otro de los grandes impuestos que sufre modificaciones en año de visita a los comicios es sin duda alguna el Impuesto de Sociedades, IS, con el que el gobierno de turno llama al voto a todos aquellos empresarios que durante los años anteriores se han quejado de la burocracia, altos impuestos y medidas poco flexibles que se adaptan a la realidad de su día a día.

Como podemos ver, los grandes impuestos y en muchos casos no tan grandes, ofrecen nuevas situaciones y complicaciones a nuestra asesoría, que debe estar siempre atenta a las modificaciones electorales.

A nuestro parecer estas medidas no son malas, pero sí que deberían realizarse con más frecuencia con el fin de apoyar a nuestra sociedad.