Antecedentes auditores Sevilla

La función de los auditores está presente desde hace siglos debido a las exigencias de las clases altas por saber el funcionamiento administrativo de sus bienes y derechos mediante profesionales, dedicados a la escritura, intentando así evitar los errores y los robos en las cuentas de sus propiedades. Esta situación no se conoció en toda Europa hasta bien entrado el siglo XX debido a que no existía un equilibrio entre países, unos estaban tan desarrollados que sus nobles y burgueses poseedores de riquezas podían permitirse estos servicios; y otros seguían con un antiguo régimen como era la situación de España. De esta forma auditores Sevilla fueron los últimos en llegar a esta nueva profesión.

Hasta finales del siglo XIX no aparece la profesión de auditor como tal y es Gran Bretaña la primera en disfrutar de estos servicios bajo la supervisión de la ley británica de Sociedades Anónimas. Desde entonces, los auditores, principalmente y mayoritariamente ajenos a la empresa, tratan de inspeccionar las cuentas de ésta.

Según transcurrieron los años, la demanda de este servicio fue creciendo y a la vez expandiéndose, llegando hasta los Estados Unidos, lugar de los verdaderos antecedentes de las auditorías actuales en las que los principales objetivos consistían en mejorar y ayudar al posicionamiento en el mercado a empresas financieras, constituyendo de esta forma un nuevo sistema económico, el capitalismo.

link-auditores

En España no se desarrolló hasta entrados ya los años 60, y sólo era conocido por empresas privadas que tenían relaciones comerciales con empresas extranjeras. Así, las ciudades que requerían estos servicios eran sobre todo Madrid, Barcelona y Sevilla; las cuales comienzan a solicitar de auditorías que les son obligados para iniciar negociaciones con empresas privadas fuera de España.

Una vez nuestro país entra en la Unión Europea los auditores Sevilla por ejemplo, comienzan su auge debido a que se potencia la transparencia económica-contable, permitiendo un mejor conocimiento de la economía de la empresa, patrimonial y financiera.